Seleccionar página

El Tribunal Supremo ha confirmado que los permisos del técnico de ascensores Pedro Luis Gallego Fernández, se computarán sobre los 96 años de prisión que se le impusieron y no sobre los 25 de cumplimiento efectivo, de forma que lo más posible es que no pueda disfrutarlos hasta que cumpla 24 años entre rejas, una cuarta parte de la pena total.

¿Y quién es Pero Luis Gallego Fernández y que hizo este técnico de ascensores para merecer una condena de 96 años? Quizá si les digo que también era conocido como “El violador del ascensor” se les refresca la memoria.

Este elemento fue condenado a 96 años de cárcel por tres delitos de agresión sexual  y dos de secuestro cometidos entre finales de 2016 y 2017 cerca del Hospital de La Paz de Madrid. Gallego había salido de prisión tras haber sido condenado en los años noventa a 273 años de cárcel por el asesinato de dos jóvenes de 17 y 19 años: Leticia Lebrato en Valladolid y Marta Obregón en Burgos, además de haber cometido otras 18 agresiones sexuales.

La Audiencia Provincial de Madrid decidió que, aunque el cumplimiento máximo de la condena sería de 25 años, los beneficios penitenciarios se calcularían sobre la pena total (96 años) debido a la «extrema peligrosidad del condenado» y la posible comisión de nuevas agresiones sexuales, ya que según él mismo ha confesado “tiene un impulso que no puede evitar”.

El fiscal ha recordado que, entre 1987 y 1996, Gallego Fernández recibió cinco condenas por violación, asesinato y robo, entre otros delitos, antes de los hechos por los que ahora ha sido condenado a 96 años.

El violador del ascensor tiene ahora 59 años e impugnó el endurecimiento del cumplimiento de su condena al considerar que rebasaba su cronología de vida humana, pero el Supremo señala que, precisamente para posibilitar los derechos invocados, la inicial condena de 96 años se reduce a 25 años de cumplimiento efectivo. Osea que con 84 años estará libre de nuevo, pero no será hasta los 83 que pueda desfrutar de permisos penitenciarios. ¿Quién nos asegura que con 83 años haya dejado de ser peligroso?

Aún así, el Violador del tiene la posibilidad de retornar al régimen general, atendiendo no solo a las circunstancias personales del penado, sino también a la evolución del tratamiento reeducador, exigiéndose un pronóstico individualizado y favorable de reinserción social. Es decir, que si muestra buena voluntad, podría estar antes en la calle para volver  a violar o asesinar, ya que él mismo ha admitido que no puede controlar ese impulso

El motivo de esta segunda condena fue el asalto a punta de pistola de cuatro jóvenes con el objetivo de violarlas. A dos de estas chicas las secuestró en Madrid y las llevó a su casa en Segovia, donde vivía con su novia, para violarlas repetidamente y, posteriormente, devolverlas a Madrid.

Recordemos que eso lo hizo después de salir de la cárcel  por haber violado a 18 mujeres y asesinado a 2 chicas.

En un próximo reportaje analizaremos la carrera criminal del violador del ascensor y nos preguntaremos como un mecánico de ascensores pudo llegar a cometer tantas atrocidades. Como nadie en la empresa donde trabajaba se dio cuenta que su compañero o empleado era un peligroso psicópata ¿Cuál era su modus operandi para conseguir sus malignos objetivos?

Próximamente en SPublico.