Seleccionar página

Para las grandes corporaciones los ascensores parados son sólo un número de incidencia técnica, pero para las personas que lo sufren es un auténtico calvario. Sobre todo para la gente mayor que está pagando un ascensor que ve parado día tras días mientras hace esfuerzos sobrehumanos para salir a la calle.

Hoy les vamos a hablar de un ascensor que nunca ha llegado a funcionar por un lío de cables, tal como lo oyen. Los vecinos de un edificio de la Calle Santurce en Ciudad Lineal, Madrid, instalaron un ascensor que pagaron religiosamente y que aún no han podido ni estrenar por culpa de la instalación de unos cables telefónicos que las compañías Orange y Digi Movil habían colocado en las inmediaciones de la puerta del elevador.

Ahora los vecinos tienen el ascensor parado por falta de permisos y las compañías telefónicas y la responsable del ascensor se van lanzando la pelota sin dar respuesta a los sufridos vecinos.

Y es que si cualquier problemilla con una gran corporación del ascensor tiene muchos números de convertirse en un auténtico calvario, no quieran ni imaginarse como puede ser si además están metidas varias compañías telefónicas por medio. Vamos que se juntan el hambre y las ganas de comer, probablemente los dos sectores con mayor experiencia en vaciar los bolsillos de los clientes mediante contrato.

Seguiremos informando