Estimado Señor, Ehrnroóth

Espero que este bien.

Hace ya días le formulamos una serie de preguntas sobre diferentes cuestiones relacionadas con su filial en España. Como viene siendo habitual, nunca hubo respuesta. En la única ocasión que nos contestó su departamento de comunicación central en Finlandia, nos remitió al personal que dirige la corporación en España. En ninguna otra ocasión nos contestaron. Ni un triste acuse de recibo.

Esperamos que esta vez no ocurra así.

A estas alturas, ya no me quedan dudas que KONE está dirigida por un grupo de personas de dudosa reputación, y encima los sumos directivos de la corporación, los “ceo”, cuando les preguntas por los tocomochos practicados por su filial española… ¡te envían a los mismos trileros que han montado todo el tinglado! Meten al zorro dentro del gallinero, muy curioso.

Las prácticas o protocolos de mantenimiento de ascensores que KONE lleva a cabo en el mercado español son muy tóxicas para los clientes. Ustedes, por supuesto, lo saben, pero parece que solo les interesa la cuenta de resultados.

El mantenimiento de ascensores y reparaciones de KONE, solo es comparable a los técnicos del popular tebeo “Pepe gotera y Otilio”. Sin ánimo de ofender… a Pepe Gotera y al tal Otilio.

Me parece muy grave. Como calificaría a una corporación, en este caso KONE, que acude a realizar unos trabajos en una instalación de la propiedad… y los trabajos se realizan en la comunidad del vecino, es decir en el ascensor de la comunidad vecina.

Siendo honestos ¿Como se podría calificar el servicio de esa corporación? Yo creo que Pepe Gotera al menos no se equivocaba de edificio.

Esto, contado así  parece grave, ¿Pero cómo lo calificaría si además les digo que, de los trabajos contratados, al menos la mitad eran directamente inventados?

No mire para otro lado señor Ehrnrooth,  es más: KONE pretendía cobrar los trabajos a unos precios dignos de un atraco a mano armada, con contrato de exclusividad en mano.

Todo ocurrió a raíz de una inspección de Industria por cambio de conservador, hasta aquí nada que decir. La cosa comienza a torcerse cuando el comercial de zona de KONE, explica al cliente que los trabajos son graves y se tienen que realizar a la mayor brevedad posible, ya que podrían conllevar el precinto del ascensor. Le pasan un presupuesto a la comunidad por programar el teléfono de emergencia, acortar los cables de tracción y el cable de abrir el freno. Un presupuesto que subía más de 2.200€. Debe saber, señor Ehrnrooth que una vez precintado el ascensor los presupuestos aumentaron considerablemente hasta llegar alrededor de los 10.000€

El presidente de la comunidad firma el presupuesto y comienza a pagar. Pero los meses van pasando y los trabajos no se realizan. El presidente llama hasta en 5 ocasiones al comercial para reclamarle la reparación. Después de 10 meses, un día se presenta un inspector de la ECA, entidad colaboradora de la administración, acompañado de un técnico de KONE, y precintan el ascensor por no haber realizado los trabajos, ponen un documento en la puerta del ascensor que se precinta por defectos graves, se marchan sin informar sobre nada a nadie de la comunidad.

El presidente llama al comercial y este algunos día después se presenta en la comunidad y le dice al cliente que los trabajos se realizaron, a lo que el cliente responde que eso es mentira. A final resultó que KONE, tenía razón, los trabajos se habían hecho… pero en la comunidad de al lado. El cliente se pregunta “¿Cómo es posible si mi comunidad firmó el contrato y lo pagó, que los trabajos se hagan en casa del vecino?”.  

Esto es una prueba más  de los cientos que tengo de cómo se pasa por el arco formado entre las piernas del ilustre hidalgo don Pelayo, los contratos firmados por la corporación KONE en España. Es más, los contratos firmados por esta corporación en España se los pasa por el ilustre culo del Hidalgo don Pelayo. El papel para limpiarse el culo tiene más valor. Usted lo sabe Señor Ehrnroóth pero está bien recordarlo: Hay que tener mucho cuidado con estos trileros modernos ¡Ríete tú de los piratas del caribe!

A continuación de este escrito podrá leer la carta del presidente donde expone los motivos para darse de baja del toxico servicio de la corporación KONE en España.

En nuestra vocación de servicio, pensamos que los ciudadanos españoles tienen derecho a saber las prácticas nocivas para los clientes perpetradas por la corporación KONE.

Tenemos en nuestro poder 658 correos de clientes que padecen o padecieron su tóxico servicio. También contamos con 22 horas de audios de clientes quejándose del lamentable servicio. Todo este material lo iremos publicando, ya que entendemos que los clientes tienen que ser informados de cómo pisotean sus derechos.

Por otro lado, siguen sin respuesta algunas de las preguntas formuladas por carta previamente, estamos interesados en aclarar algunas dudas, aprovecho para formular nuevamente las preguntas;

⁃  ¿Es cierto que los técnicos tienen que facturar a los clientes 3.000 eurillos al mes para cobra la parte del sueldo en comisión?

⁃  ¿Es cierto que para llegar a ese límite de facturación hay una serie de componentes para facturar de forma habitual?

⁃  ¿Es cierto que este listado de piezas son las más facturadas por la dificultad del cliente a comprobar el cambio real de los componentes?

⁃  Según nos cuentan se facturan averías falsas por desconocimiento de los técnicos. ¿Podríamos estar ante un caso de abuso por desconocimiento del cliente?

⁃  ¿Es cierto que cada semana se somete al personal a una reunión para inculcar los protocolos y revisar como llevan los objetivos?

⁃  ¿Informaron a los clientes en los casos de hasta 6 plantas y edificios públicos hasta 4, con menos de 20 años, su derecho a realizar solo 8 revisiones al año y al ahorro que representa para el cliente?

⁃  ¿Alguna vez le dieron la formación de normativa a alguna persona de la comunidadencargada del servicio ordinario del ascensor, para lo cual será debidamente instruida en el manejo del aparato por la empresa conservadora?

⁃  ¿Existe en los modelos de contrato tipo, el precio que se le facturaran al cliente las horas de trabajo de los técnicos?

⁃  ¿Constan en los contratos tipo el precio que se facturaran los recambios a los clientes?

⁃  ¿Está de forma clara y entendible en los contratos tipo que derechos tiene el cliente o qué está contratando?

⁃  ¿Aplican ustedes un porcentaje comercial lineal a todos los clientes?

⁃  ¿Que porcentaje comercial aplican a los clientes?

⁃  ¿Cuantos técnicos tienen en plantilla por comunidades Autónomas¿

⁃  ¿Qué número de instalaciones tiene por comunidades autónomas?

⁃  ¿Es cierto que hay un protocolo que estipula que se tiene que realizar el mantenimiento en 7 minutos?

Y la última pregunta y quizá la más importante, sobre todo para todos los clientes que han estado pagando de más durante años.

¿Piensan devolver el dinero cobrado de más los últimos 8 años a los clientes? En algunos casos el monto del sobrecargo llega a los 4.000€. Una auténtica vergüenza, no le parece?

Por lo visto hago preguntas incómodas… Pero no se preocupe, porque seguiré insistiendo hasta lograr respuestas.

Ya sabemos que ustedes son capaces de justificar lo injustificable, pero lo que es innegable es que ustedes con su I + D, con sus ascensores parlantes y elevadores en la nube, le cobraron a un cliente y le hicieron la reparación al de al lado, precintando el ascensor del cliente que pago. Estamos ante un nivel de incompetencia muy grave que perjudicó a los clientes dejándolos sin ascensor. A día de hoy no han denunciado ante el juzgado esta carta, pero si que me han culpado a mi por la marcha del cliente. Este es el I + D de KONE.

Texto, Carta

Descripción generada automáticamente